Cómo cultivar tomates ecológicos

En cestas.eco os iremos enseñando algunas cosillas sobre el cultivo ecológico… y como no empezar por el rey de la fruta, si digo de la fruta, porque ¡parece ser que los tomates son una fruta!

Características de un buen tomate ecológico

Conseguir un tomate de calidad depende de varios factores, que os iremos detallando a continuación.

Variedad

El primero y más importante la variedad, hay cientos de variedades de tomates, cada uno con sus características (sabor, textura, dureza, grosor de la piel, carnosidad, acidez …). No es lo mismo una variedad de tomate de batalla, que tiene que aguantar en la frutería hasta la venta y después ser consumido, que variedades de piel fina, que tiene que ser recolectado y consumido porque aguantan poco.

Nutrientes

Otra característica importante son los nutrientes que recibe la tomatera, ya que afectan directamente a su sabor. No es lo mismo una tomatera cultivada en una tierra descansada y abonada con estiércol de oveja, es decir, de forma orgánica, que una tomatera en cultivo hidropónico (cultivado sin tierra).

Punto de maduración

La tercera característica, a nuestro juicio la más importante, es el punto de recolección. En muchos casos los tomates son recolectados prácticamente verdes, para conseguir más tiempo hasta su venta. Sin embargo, esto hace que el tomate no madure en la mata afectando a la intensidad de su sabor, haciéndolo más insípido. Para que un tomate alcance su plenitud de sabor es necesario recolectarlo en su punto óptimo de maduración.

En cestas.eco nos preocupamos porque las variedades de tomate de nuestras cestas sean de piel fina y buen sabor, además de conocer las formas de cultivo de nuestros hortelanos, y que pase el mínimo tiempo posible desde su recolección hasta que llega a vuestras casas.

Como cultivar un buen tomate ecológico

Siembra del plantón

En primer lugar tenemos que cultivar los plantones de tomate, para ello echamos las semillas de tomate en el mantillo. Este mantillo debe de tener bastantes nutrientes, nosotros recomendamos uno a partir de humus de lombriz mezclado con fibra de coco y tierra diatomea.

El humus de lombriz posee muchos nutrientes, la fibra de coco ahueca la tierra haciendo posible que las raíces pueden extenderse con facilidad y la tierra diatomea es un potente enraizador natural procedente de algas marinas. Juntos harán que nuestros plantones de tomates enraícen bien y se críen fuertes.

Regaremos nuestras semillas de tomate cada dos o tres días, manteniendo siempre una humedad media alta. Pasados 30 o 40 días dependiendo de la época del año (a más temperatura crecimiento mas rápido), el plantón ya estará preparado para el trasplante.

Trasplante

El trasplante se realizará o por la mañana o por la tarde, siempre evitando las horas de más calor. Una vez realizado el trasplante es necesario regar, para que la planta no se enlacie, ya que en el tránsito del trasplante se ha sometido a estrés y pérdida de humedad. Los días después del trasplante de la tomatera son críticos y hay que mostrar una especial atención en que le llegue agua a nuestra planta de tomate, y también a que nuestra débil planta no sea cortada por rosquillas, babosas o caracoles.

siembra trasplante tomate

Cultivo

La tomatera no es una planta excesivamente delicada aunque si hay que tener en cuenta, que como la mayoría de las hortalizas, de pequeña no quiere mucha agua. Una vez la tomatera se ha desarrollado y ya se ven los primeros frutos, si se le puede aumentar el riego. Es preferible regar siempre por la mañana o por la tarde, evitando las horas más calor. El riego es preferible que sea por inundación evitando que se mojen las hojas. El mojado de las hojas favorecen que aparezcan plagas como la araña roja. Es recomendable, en el caso de que le llueva a nuestras plantas de tomate, realizar un tratamiento con azufre ecológico.

Un cuidado importante en la tomatera es el podado. El podado consiste en dejar en cada tomatera un par de guías principales y luego cortar los demás hijos que van saliendo. Si la variedad de tomate es mata alta, también será necesario entutorarlo. El entutorado se puede realizar en cuerda o en caña, en ambos casos consiste en liar la guía de la tomatera sobre esta cuerda o caña. El entutorado se realiza cada dos semanas aproximadamente y no se le da más de un par de vueltas. Una buena práctica es realizar el podado y el entutorado de forma simultánea, siempre entutorando primero y luego podando, de forma que si al entutorar partimos la guía de la planta, siempre podemos entutorar la que íbamos a podar. El entutorado no es recomendable realizarlo a primeras horas de la mañana, ya que la planta esta muy rígida y tronza con facilidad. A medida que va calentando el sol, se enlacia un poquito y se entutora mejor.

tomates entutorado podado

Recolección

Antes se mencionó que una de las característica que más influye en el sabor del tomate, es la recolección en el punto óptimo de maduración. Este punto debemos de definirlo en la recolección, siendo este cuando el tomate ya ha alcanzado un color rojo uniforme. La recolección es preferible realizarla por la mañana y si la tarde de antes se le ha podido dar un riego a la tomatera mejor, así el tomate estará más templado. Si nos ponemos exquisitos, podemos decir que el mejor rango de horas para recolectar el tomate es desde el alba hasta las 10 de la mañana.

Para recolectar tomate no hacen falta tijeras de corte ni nada, simplemente se coge con la mano, se inclina y con el pulgar se le empuja al rabillo para que este quede en la planta. Algunas veces el rabillo se queda pegado al tomate, en estos casos es recomendable quitarlo para evitar que estos rabillos pinchen a otros tomates. También es recomendable ir depositando los tomates que se van recolectando en una caja, colocando los más pintones en la parte de abajo y los mas colorados en la parte de arriba.

recolectando tomate

Algunos consejos en el cultivo del tomate

Es importante dejar una distancia prudente entre tomateras, para que cada tomatera tenga acceso a la mayor cantidad de nutriente. Si los sembramos demasiado juntos, las tomateras competirán por nutrientes y los tomates se criarán más pequeños. Una distancia buena entre tomatera pude ser 50 centímetros con la tomatera del mismo líneo y los líneos separados por pasillos de 150 centímetros. Estos pasillos nos servirán para pasar y recolectar los tomates.

Otro factor importante en el cultivo del tomate es la polinización. Los tomates parten de una flor, pero no todas las flores que hecha la tomatera cuajan y terminan en tomate. La polinización afecta positivamente a la cuaja de tomates, unos de los insectos que más influyen en esta polinización son los abejorros. Si en nuestra huerta no disponemos de ellos de forma natural podemos comprarlos.

abejorro tomate polinización